jueves, 27 de octubre de 2011

Sabes que ocurrió el día que la cantante Roberta Flack quiso escuchar su voz bañada en oro?


Cuando en 1973 la casa discográfica Atlantic Records le entrego a Roberta Flack un disco de oro por el éxito abrumador de su versión de la cancion “Killing me Softly with his Song”, su mayor deseo era escuchar su voz “bañada en oro”.
 Horas después de la ceremonia,  la cantante tomo el acetato que le entrego la disquera, lo coloco en un tocadiscos, a la usanza de aquellos viejos tiempos, y cual sería su sorpresa cuando lo que sonó a través de las cornetas del aparato no fue su distintiva voz sino una confusa grabación del grupo Fleetwoods llamada “Come softly to me”.
 Los discos de oro fueron inventados por las casas discográficas a inicios de la década de los cuarenta para dar publicidad a los artistas que superaran el millón de copias vendidas.
 El primer artista de rock que recibió uno de estos preciados galardones fue Elvis Pesley, en 1956 por los meritos de su canción “Don`t be Cruel”, mientras que el primer disco de oro por un larga duración lo obtuvo Harry Belafonte, un año después, gracias a las ventas masivas de su álbum “Calipso”…curioso no? 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...